Hostigamiento y acoso sexual laboral

El hostigamiento y el acoso sexual son expresiones de violencia e inequidad de género manifestadas en conductas de naturaleza sexual no recíproca que atentan contra la integridad física, psicológica y económica de las personas, e implican una transgresión a los derechos humanos al negar el principio de la igualdad de trato.

¿Qué distingue el hostigamiento sexual del acoso?

Hostigamiento sexual. De acuerdo con el artículo 13 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente a quien agrede. Se expresa en conductas verbales y físicas, de connotación lasciva y relacionadas con la sexualidad.

Acoso sexual. Es una forma de violencia en la que no hay subordinación, pero sí existe un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.

El artículo 259bis del Código Penal Federal tipifica al hostigamiento sexual como un delito y considera como persona hostigadora sexual a quien asedia reiteradamente con fines lascivos a mujeres u hombres de cualquier edad, valiéndose de una posición jerárquica superior derivada de relaciones laborales, docentes, familiares o de cualquier otro tipo que impliquen subordinación

¿Quiénes pueden ser víctimas de hostigamiento y acoso sexual?

De acuerdo con las estadísticas son las mujeres las que enfrentan acoso y hostigamiento sexual. Sin embargo, se refiere a todo personas a quienes sus victimarios juzgan con escaso poder para defenderse a este tipo de agresiones.

Hostigamiento y acoso sexual en el ámbito laboral

El hostigamiento y el acoso sexual limitan el derecho de las personas a trabajar en un ambiente sano, digno y seguro. Además, coartan sus oportunidades de desarrollo profesional, socavan su confianza y autoestima al generar un estado permanente de tensión emocional, por lo que disminuye su rendimiento y se incrementan los riesgos de accidentes laborales.

¿Cómo se manifiestan en la vida laboral cotidiana?

El hostigamiento sexual implica una agresión a través de las relaciones laborales, creando un ambiente ofensivo u hostil que interfiere en el desarrollo de las habilidades individuales en el trabajo.

En ambos casos se trata de conductas y prácticas verbales o físicas con implicaciones sexuales no solicitadas ni deseadas que incomodan, humillan, insultan y degradan a las personas. Pueden ser acciones repetitivas o presentarse una sola vez y ocurrir en cualquier lugar. Se disfrazan de afecto o atracción, pero son demostraciones de poder que intimidan o amenazan y provocan angustia creciente en la víctima, lo que deriva en problemas de salud y afectaciones negativas en su desempeño.

Manifestaciones de acoso

Manifestaciones verbales

  • Piropos o comentarios no deseados acerca del cuerpo o el aspecto físico
  • Burlas, bromas o chistes ofensivos de carácter sexual
  • Insinuaciones y propuestas sexuales
  • Invitaciones insistentes a salir
  • Preguntas incómodas sobre la vida sexual o amorosa
  • Insultos o amenazas ante la resistencia de la persona hostigada o acosada.

Manifestaciones no verbales

  • Miradas morbosas, insistentes, sugestivas o insultantes a la persona o distintas partes de su cuerpo
  •  Silbidos, sonidos y gestos
  • Imágenes o dibujos ofensivos y denigrantes en carteles, calendarios, pantallas de computadora o escritos en los baños
  •  Mensajes con contenidos sexuales enviados por medios electrónicos.

Manifestaciones físicas

  • Roces corporales
  • Abrazos o caricias
  • Besos
  • Apretones
  • Manoseos
  • Pellizcos
  • Acercamiento o contacto

Algunas consecuencias para las víctimas de hostigamiento y de acoso sexual

Salud física y mental:

  • Ansiedad y miedo
  • Tensión nerviosa
  •  Irritabilidad
  • Dificultad de concentración
  • Pérdida de autoconfianza y autoestima
  •  Falta de apetito o comer compulsivamente
  •  Migraña
  •  Insomnio y otros trastornos del sueño

Desempeño laboral:

  • Estrés Aislamiento
  • Pérdida de prestigio
  • Disminución de la productividad laboral
  • Estigmatización
  • Persecución
  • Depresión
  • Ausencia laboral
  • Pérdida de oportunidades y derechos
  • Pérdida del empleo

Algunas de las principales causas del acoso sexual laboral

  • Desbordamiento de los roles en función del sexo o segregación laboral por sexos
  • La autoridad subjetiva y sin restricciones
  • Estructuras organizacionales y culturales sexistas que normalizan estas formas de violencia.

¿Qué hacer ante una situación de hostigamiento o de acoso sexual?

  • No abandones tu trabajo.
  • No renuncies.
  • Reúne documentos que avalen tu desempeño laboral.
  • Elabora un informe escrito de los incidentes con la fecha, hora y forma en que se dio el hostigamiento o acoso sexual. Si es posible, cita las palabras exactas que usó la persona agresora.
  • Busca apoyo psicológico si sientes temor, angustia, culpa u otros sentimientos.
  • Ten presente que el hostigamiento sexual es un delito (materia penal), una falta administrativa (materia administrativa) y una conducta inapropiada en el trabajo (materia laboral), por lo que puede recurrirse a estos tres ámbitos de acción para establecer la ruta crítica de prevención, atención y sanción.

¿Qué se hace en México para prevenir y eliminar el hostigamiento y acoso sexual?

La reforma de la Ley Federal del Trabajo de 2019 en México estableció una serie de mecanismos de reclamación no judiciales para remediar el acoso sexual en el lugar de trabajo.

1: La ley obliga a las empresas, como empleadoras, a implementar de acuerdo con los trabajadores un protocolo para prevenir y remediar la discriminación de género, la violencia por razones de género y el acoso u hostigamiento sexual, que debe contener un mecanismo de reclamación a nivel operacional. Los protocolos pueden establecer medidas de prevención, como los programas de capacitación sobre la violencia de género para los empleados y empleadores.

En segundo lugar, pueden incluir la evaluación de las políticas organizacionales que fomentan la violencia por razón de género en el lugar de trabajo. Si se implementa adecuadamente, esto también tiene el potencial de contribuir a enfrentar el acoso sexual de manera sistémica. En tercer lugar, si se comete acoso sexual, estas medidas ofrecen oportunidades para que los empleadores identifiquen la situación que permitió que ocurriera el acoso sexual y evalúen si cambiar algunas políticas puede evitar casos de acoso en el futuro.

2.-Establece un procedimiento de conciliación prejudicial facilitado por el Estado que ofrece a las víctimas de acoso sexual en el lugar de trabajo la opción de presentar su caso ante un conciliador (mediador) antes de interponer una demanda judicial.

Helpsi Capital Humano

¿Necesitas ayudaPérdida de un ser querido, estrés, divorcio, suicidio, depresión, tristeza, insatisfacción con la vida, víctima de violencia… Sea cual sea el problema, NO tienes por qué pasar por eso en soledad. Agenda cita con un profesional  y veamos como podemos enfrentarlo juntos.

Envíanos un correo: info@helpsi.mx
Messenger: Helpsi Capital Humano
Whatsapp: +52 8115828916

Comparte con tus amigos!