La química del enamoramiento

Somos seres sociales por lo que necesitamos la compañía de otras personas para sentirnos bien. La cercanía, afecto e intimidad con otros es una necesidad de los seres humanos. Pero ¿Cuándo esa cercanía se convierte en enamoramiento y en amor?

Definir el amor es un tema complejo, pero en la infinidad de opciones que podemos encontrar las características comunes incluyen: compartir, cuidar y respetar.

¿Qué elementos interfieren en el enamoramiento?

Lo que sucede en nuestro cerebro es que existen una serie de neurotransmisores que comunican a las neuronas entre sí. Cuando nos enamoramos, nuestro cerebro libera, principalmente, dopamina, serotonina y oxitocina. Éstos entran en juego cuando encontramos a alguien que encaja con nuestro patrón y nos enamoramos.

Por eso nos sentimos excitados, llenos de energía y nuestra percepción de la vida es magnífica.

Función de la Oxitocina

Es la que provoca la constante necesidad de estar en contacto físico con la persona amada.

¿Qué hace la serotonina?

Es responsable del bienestar, genera optimismo; buen humor; sociabilidad; y es conocida por representar un papel importante en la inhibición de la ira y la agresión.

¿Y la dopamina?

Cuando nos enamoramos, la dopamina es la que hace que nos sintamos eufóricos y enérgicos. Es importante porque está involucrada en el sistema de recompensa. Es decir, el placer hace que nos sintamos bien con otra persona,

Aportaciones de la noradrenalina

Por último, la noradrenalina es el neurotransmisor que provoca que el corazón nos lata más rápido; se eleve la presión arterial; perdamos el apetito; nos ruboricemos en las primeras etapas del enamoramiento; y asociemos todo esto a la persona de la que nos hemos enamorado.

Esta neuroquímica del enamoramiento llega a producir un efecto adictivo. Sin embargo, al cabo del tiempo, al igual que pasa con el consumo de drogas, nos habituamos a ella. Cuando esta cascada química desciende, hay muchas personas que lo interpretan como una pérdida del amor, pero, lo que realmente sucede, es que nuestro cerebro se ha acostumbrado a este exceso de flujo químico.

¿Por qué esa persona y no otra?

Que una persona nos aporte seguridad, confianza, nos trate bien, podamos conversar con ella, tenga gustos similares, nos parezca atractiva, tenga aspiraciones, etc., puede influir en que sintamos una atracción que puede derivar en amor, pero los cambios que se producen en nuestro cuerpo es lo que nos llevará al enamoramiento. En nuestro cuerpo, moléculas despiertan cambios en las producción de hormonas del bienestar. Y esta moléculas son las feromonas.

Estas feromonas, en caso de que estén hechas a la medida de nuestros receptores, van a despertar la producción de determinadas hormonas relacionadas con el bienestar.

Enamoramiento

¿Cómo pasamos del enamoramiento al amor? Componentes del amor

Robert Sternberg estudió los diferentes tipos de amor e identificó tres elementos imprescindibles: la intimidad, la pasión o el deseo y el compromiso.

Intimidad

La intimidad aporta la sensación de sentirse comprendido y comprender; de sentirse apoyado y apoyar; de compartir.

Pasión o deseo

La pasión o el deseo se muestran en la sensación intensa de disfrutar con el otro; de estar con la persona amada. Hablamos de pasión cuando encontramos atracción e interés; búsqueda de placer; satisfacción; sentimiento de pertenencia (no de posesión); y deseo sexual. El deseo no muere por el paso del tiempo, si no por el desencanto, por la habituación o por el deterioro de la relación.

Compromiso

El compromiso hay que entenderlo como la disposición que tiene una persona para acoplarse a alguien; y hacerse cargo de esa relación hasta el final.

Al hablar de compromiso hablamos de confianza; responsabilidad asumida; reconocimiento de obligaciones; legítimos intereses personales, de pareja y familiares. En la relación de pareja es imprescindible ser capaces de adaptarse en un proyecto de vida común, en un objetivo común.

En resumen, hay que saber distinguir el amor del enamoramiento. El amor tiene que ver con creencias y valores. Mientras que el enamoramiento, son una serie de reacciones químicas producidas en diferentes regiones cerebrales que nos hacen tener una percepción idílica de una persona.

Para que una relación sea duradera lo ideal sería que incluyera los tres elementos (intimidad, pasión y compromiso), aunque eso no nos exenta de tener conflictos. Los conflictos están presentes en todas las relaciones y es  la forma en que se resuelven que determina si la pareja sobrevivirá. Por ello, en muchas ocasiones acudir a terapia puede ayudar a mantener o recuperar una relación amorosa.

HELPSI CAPITAL HUMANO

¿Necesitas ayudaPérdida de un ser querido, estrés, divorcio, suicidio, depresión, tristeza, insatisfacción con la vida, víctima de violencia… Sea cual sea el problema, NO tienes por qué pasar por eso en soledad. Agenda cita con un profesional  y veamos como podemos enfrentarlo juntos.

Envianos un correo: info@helpsi.mx
Messenger: Helpsi Capital Humano
Whatsapp: +52 8115828916

Comparte con tus amigos!