Violencia, hostigamiento y acoso laboral

Es bien sabido que en el ambiente laboral siempre hay momentos de tensión, preocupación, roces con el equipo de trabajo, etc., sin embargo, es difícil saber en qué momento o bajo qué circunstancias marcar límites o poder identificar que se está siendo víctima de violencia laboral. Es importante aclarar que no siempre es fácil de detectar, sobre todo porque hay creencias que se anteponen a esto, por ejemplo: “así es el trabajo”, “así tiene que ser porque es el jefe, el que manda”, “si no acepto o no accedo me pueden correr”, “si no hago lo que me piden no podré subir de puesto o no tendré el aumento”.

Aunque las mujeres representan la mayoría al reportar situaciones de esta índole, no quiere decir que los hombres estén exentos de experimentar esto. De hecho, muchos hombres son víctimas de violencia laboral pero no hablan de ello por temor y vergüenza o porque, con el propósito de ascender de puesto, están de acuerdo en llevar a cabo ciertas acciones sobre todo aquellas que denotan servilismo incondicional a sus superiores.

¿Qué es la violencia laboral?

En este artículo nos referimos al caso específico de las mujeres, en este sentido la violencia laboral se define como: “Negativa ilegal a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, amenazas, intimidación, humillaciones, explotación, el impedimento a las mujeres de llevar a el periodo de lactancia previsto en la ley y todo tipo de discriminación por condiciones de género.” (Art. 11 de la Ley General de Acceso a las Mujeres A una Vida Libre de Violencia).

¿Cómo se manifiesta la violencia laboral?

Existen dos formas de violencia muy comunes y delicadas que alguien del equipo de trabajo pudiera estar experimentando y el resto de los compañeros pudieran no darse cuenta.

Acoso laboral Sexual. – Es una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.

Hostigamiento Sexual. – Se refiere a los avances sexuales de forma persistente, normalmente en el lugar de trabajo, donde las consecuencias de negarse son potencialmente muy perjudiciales para la víctima. (INAPAM)

Estas modalidades de violencia son ejercidas independientemente de la relación jerárquica, consistente en un acto o una omisión en abuso de poder que daña la autoestima, salud, integridad, libertad y seguridad de la víctima, e impide su desarrollo y atenta contra la igualdad.

Podemos decir que alguien es víctima de violencia laboral cuando…

-Se hacen bromas, chistes o insinuaciones con un propósito sexual

-Se realizan críticas, no constructivas ni supervisadas, acentuadas al trabajo o comportamiento de determinados trabajadores

-Existe negativa para trabajar con ciertas personas, por características como el color de piel, condiciones físicas, etc

-La autoridad es mal entendida y ejercida de manera arbitraria hacia el equipo de trabajo

-Existe Falta de comunicación, respeto y exceso de crítica hacia el equipo de trabajo

-Se excede o sobrecarga de trabajo a ciertas personas

Consecuencias emocionales en el empleado

-Alto grado de culpabilidad

-Desconfianza de las habilidades y capacidades

-Enfermedades por estrés o un alto grado de tensión

-Temor excesivo a un compañero o jefe específico

-Absentismo laboral

-Evitación para querer trabajar con ciertos empleados

-Bajo rendimiento laboral

¿Qué hacer en estos casos?

-Diseñar un proceso para hacer quejas de acoso u hostigamiento laboral, como un buzón de que quejas específicas de este tipo que pueda ser anónimo

-Identificar la raíz del problema

-Promover una buena convivencia laboral llevando a cabo reuniones informales para así observar la cercanía de los empleados y con quiénes se relacionan más.

-Fomentar el respeto entre los trabajadores

-Capacitar, por medio de talleres teórico-prácticos, sobre la violencia laboral y sus distintas modalidades

-Reportar estos casos con las autoridades correspondientes en caso de que esté fuera del control empresarial

Por todo esto, es importante reconocer si alguna de estas situaciones se presentan en nuestra área de trabajo y tener una intervención adecuada, para evitar que este tipo de relaciones se promuevan y se genere un clima laboral no favorable, que resultaría perjudicial para el bienestar de los empleados y la misma empresa.

Acércate a Helpsi para conocer los servicios que tenemos para ofrecerte y que cuides las relaciones laborales en tu empresa. Recuerda que al cuidar a tus colaboradores, estás cuidando también a tu empresa.

¡Contáctanos, la seguridad y salud de tus colaboradores es primero!

Página web: helpsi.mx

Correo: info@helpsi.mx

Facebook: Helpsi Capital Humano

Twitter: @helpsimx

Instagram: @helpsiMx

LinkedIn: Helpsi Capital Humano

Creado y publicado por helpsi, originalmente para CIC, https://bit.ly/2m3QjW5

Más información.

T: 811.582.8916

Bibliografía:

Procedimiento para eliminar la violencia laboral y/o el hostigamiento y acoso sexual

Manual para la prevención de la violencia de género en diversos contextos.

Comparte con tus amigos!

Deja un comentario