Uso de la asertividad para el mejoramiento de las relaciones laborales

La mayoría de las empresas mexicanas mantienen un porcentaje alto de rotación de personal y en el momento de la contratación analizan aspectos como: datos personales, experiencia, conocimientos y pruebas psicométricas enfocadas más a la personalidad que al desempeño del puesto vacante. Obtienen gran cantidad de información, sin embargo, hay un aspecto que olvidan, y es en torno al estilo de comunicación del candidato. La comunicación engloba todo lo que expresamos tanto de manera verbal como no verbal. La comunicación asertiva es tan importante a nivel personal como empresarial. Todo el equipo debe trabajar en pulirla o desarrollarla.

La asertividad es considerada como una herramienta de gran importancia que requiere de alta autoestima, el reconocimiento de los propios logros, habilidades y capacidades, así como también las propias áreas de oportunidad. En el ambiente laboral, se tiene trato con clientes, usuarios o compañeros con quienes no siempre estamos de acuerdo, se nos complica relacionarnos o poder trabajar en equipo y para poder tener una comunicación efectiva es importante poner en práctica la asertividad, conociendo tres estilos de respuesta para evitar caer en un ambiente tóxico.

Estilos de asertividad.

Respuesta pasiva. Es aquella en la que no se defienden los intereses ni derechos propios, realizando tareas o actividades que no nos corresponden sin mostrar desacuerdo, generando así sentimientos de irritación y resentimiento y muchas veces podemos sentir que se aprovechan de nosotros.

Respuesta agresiva. En esta, no se toman en cuenta los sentimientos de los demás, siempre se está a la defensiva y se busca cumplir el objetivo sin importar quién resulte lastimado en el camino.

Repuesta asertiva. En ella que se respetan los derechos y sentimientos de los demás y los propios logrando cumplir los objetivos sin dañar a los demás.

¿Cómo desarrollarla?

  • Programen reuniones de equipo que cumplan el objetivo de incrementar la comunicación a través del intercambio de ideas y experiencias.
  • Realicen ejercicios tipo role playing donde se planteen conflictos hipotéticos y los colaboradores trabajen juntos en encontrar estrategias y soluciones.
  • Generen planes de trabajo. Cualquier equipo logra ser más productivo cuando sabe hacia dónde se dirige. Por eso, establezcan metas y compromisos, así será posible y sencillo medir la mejoría y la adquisición de las nuevas habilidades de los colaboradores.
  • Proporciona retroalimentación constante al equipo. De esta manera podrás expresar con claridad las áreas de oportunidad de cada miembro y ellos podrán aclarar sus dudas y solicitar apoyo para resolver de forma adecuada las situaciones que le generen conflicto.
  • Brinda reconocimiento al colaborador más asertivo. Una forma de motivar y recordar siempre a los empleados que implementen la asertividad para mejorar su estilo de comunicación, es dándoles reconocimiento estilo “el empleado del mes”.
  • Si se tiene la posibilidad y presupuesto para ello, contrata expertos en el tema de asertividad para que impartan talleres a todo tu equipo de trabajo.

Contáctanos para recibir información sobre nuestros cursos y talleres.

Comparte con tus amigos!