¿Cómo ser una red de apoyo para el paciente con cáncer?

El cáncer afecta a toda la familia. A veces olvidamos que la enfermedad también afecta a familiares, amigos y a otros miembros de la comunidad de la persona que ha recibido el diagnóstico. Aunque las personas alrededor quieran ayudar a veces no están seguros de lo que pueden hacer para apoyar a una persona con cáncer. Es difícil enterarse que una persona tiene cáncer, esto genera dudas, angustia y tensión. Pero la presencia de seres queridos es esencial durante el tratamiento del cáncer y en la transición a la vida después del cáncer.

¿Qué hacer cuando alguien que conozco tiene cáncer?

  • Busque información: Conozca el diagnóstico de su ser querido, infórmese sobre las características de la enfermedad, etapas y situación en la que se encuentra actualmente.
  • Conozca los posibles efectos físicos: Existen algunos cambios físicos en común entre muchos de los pacientes de cáncer. Algunos de estos cambios son el resultado de los efectos secundarios por el tratamiento. Tome en cuenta que cada experiencia de cáncer es diferente.
  • Conozca los posibles efectos emocionales:  De nuevo, cada persona responde de manera diferente al cáncer y a su tratamiento. La persona con cáncer puede pasar por algunos de estos frecuentes cambios emocionales y de humor a diario, o incluso cada hora. Esto es normal, aprender a vivir con la incertidumbre es parte de aprender a vivir con el cáncer, tanto para el paciente como para los que le rodean.
cancer

 ¿Cómo acompañar a la persona que tiene cáncer?

Es normal sentir que no sabe qué decir a una persona que tiene cáncer. Lo más importante que puede hacer es decirle de la manera más apropiada y prudente, que está enterado de su enfermedad. Puede mostrar interés y preocupación, puede expresar aliento o puede ofrecer apoyo. A veces, tan sólo escuchar es el mayor apoyo que puede ofrecer. Puede acercarse o mostrar interés con frases sencillas y sinceras como:

  • “No estoy seguro(a) de qué decir, pero quiero que sepas que sí me preocupo por ti”.
  • “Lamento saber que estás pasando por esto”.
  • “Si quieres hablar de ello, aquí estoy”.
  • “Por favor avíseme si te puedo ayudar”.

Aunque es bueno tratar de alentar, es importante no mostrar un optimismo falso o decirle a la persona con cáncer que conserve siempre una actitud positiva. Esto podría ser visto como una forma de minimizar las preocupaciones y los sentimientos de miedo y tristeza.

Emplear un buen sentido del humor puede ser una manera importante para sobrellevar la enfermedad; también puede ser otra forma de apoyo y aliento. Deje que la persona con cáncer tome la iniciativa. Ésta puede ser una buena manera de aliviar el estrés y de desconectarse un poco de una situación tan seria.

Cuando la persona con cáncer se vea bien, ¡dígaselo! Evite comentarios cuando la apariencia no sea tan buena, es muy probable que la persona esté muy consciente de ello y puede que ésta se sienta apenada por el comentario.

Evite contar historias acerca de parientes o amigos suyos que han tenido cáncer. Todos son diferentes, y puede ser que estas historias no le ayuden. En su lugar, está bien hacerle saber que usted está familiarizado con el cáncer debido a que ya ha tenido la experiencia con alguien más. Así, la persona con cáncer podría continuar la conversación a partir de ahí si así lo desea.

Qué sí hacer:

  • Prestar atención a las señales que le dé la persona con cáncer. Algunas son muy reservadas, mientras que otras hablarán más abiertamente de su enfermedad. Respete la necesidad de la persona para compartir o su necesidad de privacidad.
  • Permitir que sepa que usted se preocupa.
  • Respetar su decisión de cómo se va a tratar el cáncer, aunque no esté de acuerdo.
  • Incluir a la persona en los proyectos normales o en actividades sociales. Deje que él o ella diga si el compromiso es demasiado.
  • Escuchar sin sentir que siempre tiene que contestar. A veces, lo que la persona más necesita es alguien que escuche con empatía.
  • Esperar que la persona con cáncer tenga días buenos y malos, emocional y físicamente.
  • Mantener su relación tan normal y balanceada como sea posible. Estas situaciones requieren de mayor paciencia y empatía, y su compañero(a) también debe seguir respetando sus sentimientos como usted respeta los suyos.
  • Ofrecer ayuda en forma específica y concreta
  • Envíe o prepare una comida. Haga los arreglos para un programa de entrega de comidas.
  • Ofrezca ayudar con el cuidado de los niños. Organice un programa para llevarlos y traerlos de la guardería.
  • Llevar y traer a la persona con cáncer a sus citas para tratamiento.
  • Ayude a hacer diligencias, tareas o quehaceres.
  • Ayudar con cuestiones legales y económicas, como facturas y seguros

Qué no hacer:

  • Ofrecer opiniones o consejos no solicitados.
  • Tomar las cosas demasiado personales. Es normal que la persona con cáncer esté más callada de lo normal, que necesite tiempo para estar solo, y que a veces manifieste enojo.
  • Tener miedo de hablar de la enfermedad.
  • Sentir que siempre tiene que hablar de cáncer. Tal vez su amigo(a) disfrute conversaciones que no tengan que ver con su enfermedad.
  • Tener miedo de abrazar o tocar a su amigo(a), si dicho contacto era parte habitual antes de la enfermedad.
  • Decir a la persona con cáncer “puedo imaginar cómo te sientes”, porque en realidad esto no es posible.

Saber que está haciendo todo lo que puede por su ser querido y ayudándolo a mejorar su calidad de vida y bienestar, hará que tengan una relación nueva o más profunda.

 En ocasiones es común Sentirse apenado o sentir culpabilidad por gozar de buena. Sin embargo, usted hace que estos sentimientos sean útiles al convertirlos en ofrecimientos de apoyo.  El cáncer es una enfermedad que da miedo y puede crear mucha dificultad para quienes no han tratado con ella. No se sienta avergonzado de sus propios temores o incomodidades. Exprésese con sinceridad con la persona sobre cómo se siente.

Experimentar sentimientos similares a los que siente la persona con cáncer, como incredulidad, tristeza, incertidumbre, enojo, insomnio y temor sobre su propia salud, es normal. Si esto ocurre, busque ayuda con un profesional. Acompañar a una persona que pasa por una enfermedad es un proceso difícil. Cuidar su salud física y mental hará que usted sea una red de apoyo para su ser querido.

HELPSI CAPITAL HUMANO

¿Necesitas ayudaPérdida de un ser querido, estrés, divorcio, suicidio, depresión, tristeza, insatisfacción con la vida, víctima de violencia… Sea cual sea el problema, NO tienes por qué pasar por eso en soledad. Agenda cita con un profesional  y veamos como podemos enfrentarlo juntos.

Envíanos un correo: info@helpsi.mx
Messenger: Helpsi Capital Humano
Whatsapp: +52 8115828916

Comparte con tus amigos!