Suicidio no es una opción, maneras de encontrar alternativas

Suicidio es el acto de terminar con tu propia vida de manera planificada y casi siempre consciente de su letal consecuencia. Sin embargo, han ocurrido actos suicidas donde aunque realmente la persona tiene intención de acabar con su vida, en ese momento, la situación escapó de sus manos provocando su propia muerte de manera no planificada.

Día tras día, en todo el mundo, muchas personas intentan quitarse la vida; por fortuna la mayoría de estas personas no consigue consumar el acto pero desgraciadamente muchos de ellos terminan gravemente lesionados o imposibilitados físicamente a consecuencia de la fuerte autoagresión recibida.

En ocasiones, cuando estamos bajo muchísima tensión nuestra mente pierde la habilidad de pensar de forma clara, por lo cual es común que se nos dificulte encontrar soluciones efectivas a nuestros problemas. Por ejemplo, tal vez tú estés pasando por una fuerte crisis económica, problemas familiares, problemas de pareja, desempleo, enfermedad o cualquier otro acontecimiento que aún no has podido resolver, no es para menos que estés preocupado(a) y si estás pensando en quitarte la vida es porque en estos momentos tu visión únicamente está dirigida hacia un objetivo: dejar de sufrir rápidamente… es por eso que quizás aunque lo has estado intentando no encuentras una mejor forma de acabar con ese sufrimiento. Eso que sientes lo sienten y lo han sentido muchas personas, y se conoce como visión de túnel y es la que no te deja ver otros panoramas más allá de la opción suicida.

Por eso es indispensable que te dirijas a tu familia y a las fuentes de salud mental, acepta las recomendaciones y el tratamiento que te ofrezcan y no temas o te sientas avergonzado de acudir con alguno de ellos, la ayuda psiquiátrica y psicológica son herramientas de apoyo que están a nuestra disposición para hacer uso de ellas cuando lo consideremos pertinente o nos sea necesario. Además, es importante que sepas que en muchos casos es necesaria la medicación así como imprescindible la hospitalización; porque esto, aparte de ayudarte en la contención física, permitirá a todos (médicos, familiares, amigos) acompañarte de una forma más inmediata teniendo tú la ventaja de poder recibir su ayuda de manera mucho más accesible gracias a su cercanía.

Es normal que te sientas muy enojado(a), decepcionado(a), desesperado(a) o triste por algo que te ha sucedido, tal vez intentaste ser comprendido(a) pero terminaste pensando que nadie entiende o que a nadie le importa lo que tú estás pasando. Intenta calmarte, estás siendo muy duro (a) contigo mismo (a) al pensar así. Recuerda que muchas veces es sólo que los demás no tenemos idea de qué decir o cómo actuar.

Así que lo que puedes hacer es probar soluciones que te ayuden a conservar y/o mejorar tu calidad de vida, comunica a alguien de tu confianza cómo te sientes y expresa directamente que has pensado en quitarte la vida. Intenta reevaluar la situación de crisis por la que estás pasando, recibe orientación profesional y comparte ahí tus motivos o razones, las cosas que has intentado para solucionarlo y, sobre todo, esfuérzate por pensar en encontrar soluciones que aún no intentas, regálate el tiempo y la oportunidad de recibir ayuda.

Puede ser que lo hayas pensado una y otra vez, ahora utiliza toda esta información que te acabamos de compartir y que tu siguiente decisión sea establecer el contacto psicológico para que recibas una orientación profesional adecuada a la situación que estás pasando.

Escrito por: Mayra Aracely López García, psicóloga clínica.

HELPSI CAPITAL HUMANO

  1. ¿Necesitas ayudaPérdida de un ser querido, divorcio, suicidio, depresión, tristeza, insatisfacción con la vida, problemas económicos, con la familia o el trabajo, víctima de violencia… Sea cual sea el problema, NO tienes por qué pasar por eso en soledad. Agenda cita con un profesional  y veamos como podemos enfrentarlo juntos.

Contacto:

Comparte con tus amigos!