Cinco características de una persona tóxica que puedes ubicar en tu empresa

El trabajo en equipo es indispensable para lograr los objetivos o metas a nivel empresarial, por lo que tener una relación armónica y cordial con los compañeros hace el trabajo ameno.

Pero… ¿qué pasa cuando existe mala relación con uno o varios compañeros?

Esta mala relación puede desencadenar un ambiente tóxico y se vuelve sumamente estresante para los empleados. Existen personas que manifiestan actitudes pesimistas constantemente y con quienes, en muchas ocasiones, es difícil lidiar o llegar a un acuerdo. A estas personas se les conoce como personas tóxicas .

¿Con qué características cuentan? y ¿cómo poder identificarlas en la empresa?

1. No asumen su responsabilidad. Acostumbran a reprochar y culpar a los demás compañeros por sus errores.

2. No salen de su zona de confort. Se muestran resistentes ante nuevos retos y predomina en ellos la queja constante y la negatividad por encima de la proactividad.

3. Señalan defectos. Acentúan los errores sobre las virtudes y buscan desmotivar o criticar siempre de forma negativa.

4. No le caen bien nadie. Se muestran arrogantes, agresivos y/o mentirosos. Se les conoce como personas envidiosas o chismosas (entre los empleados).

5. Llenan de dudas. Creen firmemente que poseen la razón y que lo que ellos dicen es la única razón sostenible.

Analiza tus relaciones con los demás y elige a personas que te motiven.

Referencias:


Comparte con tus amigos!