¿Qué es el Mobbing y cómo saber si en tu empresa está presente?

En 1990, Feinz Leymann, doctor alemán en Psicología del Trabajo definió el término mobbing como una forma extrema de violencia psicológica, constante y duradera sobre otra/s persona/s en el área de trabajo con el fin de destruir sus redes de comunicación, su reputación o sus actividades laborales para que renuncie a su trabajo.

Por desgracia, el fenómeno del mobbing se encuentra presente en la gran mayoría de las empresas donde los empleados de diferente o de la misma jerarquía gritan e insultan a la víctima, critican continuamente su trabajo, ideas o propuestas, asignan actividades o proyectos con plazos inalcanzables, discriminan, acosan, ignoran o excluyen a la víctima. Difaman, retienen información o atribuyen a otros los éxitos profesionales, invaden la privacidad del o la afectada, etc. Pero, ¿es posible evitarlo?, ¿qué se puede hacer en la empresa para prevenirlo?

1. Aplicar encuestas para explorar el clima laboral. Si se sospecha de la existencia del mobbing en la empresa, lo ideal para confirmarlo sería aplicar encuestas anónimas a todo el personal, puede ser en formato físico o electrónico.

2. Diseñar y aplicar protocolos. Después de realizar el censo del punto anterior, pueden diseñarse y aplicarse protocolos de acción contra el mobbing para poder erradicarlo. Un par de ejemplos de documentos oficiales que los empleados deberán respetar son el Código de Ética y el Reglamento interno de una empresa.

3. Mantener abiertos los canales de comunicación. Comúnmente la mayoría de lasvíctimas procura ocultar la agresión recibida para conservar su trabajo, esto sobre todo si no sienten que cuentan con un líder que los escuche y respalde. Así que, mantener una comunicación constante y una escucha flexible con tus empleados favorecerá a que éstos busquen apoyo cuando lo necesiten.

4. Buzón de quejas y sugerencias. Es irónico cómo algunas empresas cuentan con esa herramienta disponible para sus clientes pero no para sus empleados. Disponer de este buzón, ya sea físico o de forma electrónica, es de gran utilidad pues, aunque el líder se desempeñe de forma adecuada, las características particulares de cada empleado (como la timidez o la vergüenza) pueden provocar que, aunque lo desee, no pueda comunicar de frente su problemática.

5. Evitar situaciones de estrés. Por ejemplo, situaciones que generen inconformidad o sentimientos de desigualdad entre los empleados, como conflictos que impliquen salarios, descansos, provilegios, etc.

6. Disponer de días de recreación. La sana convivencia entre el personal de las empresas es crucial para evitar el mobbing y disminuir el estrés. Es por eso que puede designarse al menos un día al año en algún lugar recreativo y con actividades para todo el equipo, para fomentar el compañerismo entre todos.

7. Contar con un área de apoyo y orientación al empleado. Algunas empresas cuentan con oficinas o módulos de Psicología donde un especialista proporciona apoyo psicológico y da seguimiento profesional de forma gratuita a sus empleados. Está comprobado que las empresas que implementan estos módulos, disminuyen las quejas y las conductas inadecuadas entre su equipo de trabajo.

8. Cumplimiento de sanciones. Es importante que, una vez identificado el problema, se le dé solución. Si las acciones realizadas cuentan con sanciones bien definidas en el Reglamento de la empresa, estas deberán ser aplicadas de forma inmediata para evitar la continuación del mobbing.

Lamentablemente las víctimas de mobbing desarrollan una fuerte afectación a nivel emocional la cual, de no ser atendida a tiempo, minará su desempeño laboral y traerá consigo complicaciones también a nivel físico.

Para información sobre la instalación de módulos de atención psicológica en tu empresa, contáctenos.

Comparte con tus amigos!

Deja un comentario