Pánico colectivo ante la pandemia COVID-19 ¿qué hacer? Esto recomiendan los expertos en salud emocional

El 31 de diciembre de 2019, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la fecha oficial a partir de la cual se empezó a propagar el coronavirus. Comenzó en la ciudad china de Wuhan y, aunque China no ha podido confirmar la fuente exacta del virus, las autoridades sospechan que el brote se originó en un mercado de esta ciudad en el que se realizaban «transacciones ilegales de animales salvajes» y que el virus se transmitió originalmente de un animal a un humano.

«Se trata de uno de los llamados ‘mercados mojados’ que son muy comunes en Asia», explica Howard Zhang, editor del servicio chino de la BBC. «Son mercados en los que se venden animales vivos».

Aunque el virus pudo haber empezado a contagiarse en un mercado, es el flujo de gente que entra y sale de Wuhan lo que desencadenó su rápida propagación.

Wuhan es la séptima ciudad más grande de China y la número 42 del mundo. El lugar es hogar de 11 millones de personas y es una de las metrópolis más conectadas de China; y de ahí se expandió poco a poco alrededor de numerosos países.

Desde que los medios colapsaron sus informativos con este tema empezamos observar, alrededor del mundo, conductas como la compra masiva de mascarillas, así como un miedo palpable en la población, pero ¿es justificable este miedo que estamos viviendo? Estamos ante un pánico colectivo desmesurado, pero esto es lo que está ocurriendo:

¿QUÉ ES UN CORONAVIRUS?

Sabemos que existe el miedo a este virus pero, ¿de qué se trata? La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe los coronavirus como una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos en los humanos. Puede causar desde resfriados comunes hasta enfermedades más graves como el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio también denominado MERS y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo también denominado SARS.

Como detalla la Organización Mundial de la Salud, el COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por un tipo de coronavirus que se ha descubierto recientemente.

PÁNICO COLECTIVO E HISTERIA COLECTIVA

Se puede hablar de histeria colectiva, pero el nombre exacto sería el de enfermedad psicógena masiva y se caracteriza por la aparición de síntomas y signos polimorfos en un grupo cohesionado de personas sometidas a un determinado estrés que se propagan rápidamente a sus miembros, los cuales comienzan a sentirse enfermos al mismo tiempo, aunque no existe una razón física o ambiental para que ello ocurra.

Como podemos ver en este caso no se trata tanto de la aparición de síntomas o signos, sino de pensamientos y conductas exageradas por lo que más que la histeria colectiva podríamos hablar de pánico colectivo.

Los comportamientos del pánico colectivo evidencian un estado de alarma que empuja a una gran cantidad de personas a prevenir un posible contagio. Sin embargo, es importante tener en cuenta la realidad del asunto, es decir ¿la probabilidad de contagio realmente es tan alta? ¿estamos ante una epidemia catastrófica o, quizá los medios de comunicación estén influyendo en este pánico colectivo?

Sería interesante preguntarse qué ocurriría si los medios comenzaran a informar sobre la cantidad de casos de gripe común que existen y la cantidad de fallecidos por dicha enfermedad.

¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO EN ESTE CASO?

El hecho de que el tema del coronavirus esté ocupando tantas horas en telediarios y tantas noticias en prensa es importante para entender el pánico colectivo. Desayunamos con el COVID-19, comemos con él y cenamos con él también. Sí es cierto que todavía no existe una vacuna para prevenirlo y este es uno de sus puntos negativos; sin embargo, es importante tener en cuenta la opinión de los expertos, como afirman la OMS: si usted no se encuentra en una zona donde se esté propagando el COVID- 19, no ha viajado desde alguna de esas zonas ni ha estado en contacto cercano con alguien que lo haya hecho y se sienta mal sus posibilidades de contraerla son actualmente bajas.

Este dato nos sirve para tener en cuenta que, por ejemplo, el aumento en el uso desmesurado de mascarillas es un síntoma de un alto miedo colectivo; de hecho, la OMS se pronuncia sobre ello y ofrece varias recomendaciones para las personas que manifiesten síntomas respiratorios tales como la tos, refiriendo que no necesitan usar mascarilla médica. Se recomienda su uso en el caso de las personas que presenten síntomas del virus y en el de quienes cuidan las cuidan a las personas que tienen síntomas como tos y fiebre.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN CONTRA EL COVID-19

Para aquellos que busquen medidas de protección contra el COVID-19 la Organización Mundial de la Salud ofrece una serie de pautas:

1. Lavarse las manos a fondo (20 segundos) con desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Repita este ejercicio cuantas veces sea necesario, sobre todo quienes estén expuestos a contacto con cualquier superficie de uso público. De esta forma se eliminan los virus que podamos tener en nuestras manos.

2. Mantener una distancia mínima de un metro con alguien que tosa o estornude. Cuando se tose o estornuda se desprenden de la nariz y de la boca pequeñas gotículas de líquido que pueden contener el virus en caso de que este se tenga. Esta es la forma ordinaria de contagio de una gripe común.

3. Evitar tocarse los ojos la nariz y la boca. Si hemos estado en contacto con muchas superficies públicas es aconsejable evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca para que el posible virus no se transmita.

4. Al toser, cubrirse la boca con el codo doblado o con un pañuelo desechable. De esta forma se evita que se esparza en gotículas y se previene el contagio de virus como: resfriado, gripe común o el COVID-19.

5. No salgas de casa, evita hospitales y centros médicos. En caso de presentar tos, fiebre y dificultad para respirar permanecer en casa y llamar al médico. En Nuevo León: Unidad de Diagnóstico de Infecciones Respiratorias Agudas, Área de admisión continúa HAEMA, Hospital Universitario (HU) “Dr. José Eleuterio González” Teléfono: 83 89 11 11 EXTENSIÓN 2704 y 2705. O llame a la Coordinación de Epidemiología del HU antes de acudir y le darán instrucciones de cómo obtener cuidados sin exponer a otras personas. Teléfonos: (81) 8389-1111 Ext. 2704 y 2705. ).

6. Mantenerse informado sobre las últimas novedades con respecto al COVID-19. Es importante tener en cuenta que estas medidas de prevención también son aplicables a resfriados como la gripe común, por lo que no debemos tener ningún comportamiento extra en cuanto al coronavirus; de ello se desprende que nuestra conducta ha de ser la habitual sin caer en el pánico o en un miedo excesivo.

¿QUÉ ES LA CUARENTENA Y POR QUÉ ES IMPORTANTE?

La cuarentena es el confinamiento transitorio o autoaislamiento al que se somete una persona durante 14 días. Durante este lapso no se debe de acudir al trabajo, salir a lugares concurridos o tener contacto físico con el resto de las personas para impedir que se propague el contagio.

Aunque el término hace referencia inminente al número 40, en este caso el aislamiento es de 14 días. ¿Por qué 14? Porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que «la mayoría de las estimaciones respecto al período de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a 5 días». De entrar en cuarentena, nuestra vida va a cambiar sustancialmente, vamos a modificar nuestras rutinas y, por lo tanto debemos ser conscientes y no dejar nada a la improvisación.

REFLEXIÓN FINAL

Es importante recordar que los expertos aseguran que el mayor riesgo de desarrollar la enfermedad en su forma grave la poseen los mayores y aquellas personas que padecen afecciones médicas preexistentes como enfermedades cardíacas o diabetes. Así pues, es conveniente tener estos datos en cuenta para no caer en el alarmismo innecesario y llevar una vida lo más tranquila posible. Las medidas preventivas que están tomando todos los países indudablemente tendrán un fuerte impacto en sus economías y negocios, por ello colaborar todos haciendo cuarentena es la forma preventiva más consciente y responsable de actuar ante esta situación y, además, es la manera más efectiva (por ahora) de garantizarnos salud y ofrecernos la posibilidad de regresar a nuestro habitual día a día. La situación depende mucho de nosotros mismos. Ser honestos y cumplir con las recomendaciones es ahora, casi, nuestra principal responsabilidad.

Bibliografía:

Pánico colectivo

¿Qué es una cuarentena?

Orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena

Comparte con tus amigos!