Características de un duelo complicado.

“El duelo es algo bueno. Es la forma de ir a través de las transiciones de la vida”

Rick Warren.

Anteriormente hablamos sobre lo que es el duelo, sus fases de transición, las etapas emocionales que experimentamos en su proceso, y, sobre todo, mencionábamos el hecho de que tener un duelo al momento de perder algo o alguien, es completamente natural y saludable, pues forma parte de nuestro proceso de adaptación como ser humano. Sin embargo, hablaremos en esta ocasión de cuando este proceso se vuelve complicado, aquel que se determina a partir de que se prolonga por más de 12 meses, y en donde diferentes áreas de nuestra vida se ven afectadas debido a su presencia.

¿Cuándo se vuelve un duelo complicado?

El duelo no sanó o patológico es, según nuestra experiencia clínica, más frecuente en personas que han sufrido la pérdida de un ser querido por fallecimiento.

Al principio, los síntomas de un proceso sano son los mismos que los síntomas de un uno complicado. Estos síntomas comenzarán a desaparecer gradualmente cuando la persona acepta y se adapta a la nueva realidad.

Pero algunas personas pueden desarrollar sentimientos de tristeza y síntomas patológicos como parte de la reacción de una perdida. En las personas que atraviesan un duelo complicado, los síntomas persisten o, con el tiempo, incluso empeoran, es como si estuvieran en un estado constante de duelo.

La duración y expresión del duelo normal varía mucho de una persona a otra y puede durar de dos meses a dos años. Sin embargo, hay que estar atento por si aparecen ciertos síntomas que pueden indicarnos que no estamos ante una reacción de duelo sano. 

     

El enfado y la rabia en el duelo: por qué sentimos ira ante la muerte
Cuando el duelo se vuelve complicado, el pesar en nuestras emociones no hace más que aumentar.

Síntomas de cuando se vuelve complicado.

Unos síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Tener sentimientos prolongados o reiterados e intensos de culpa por cosas que hemos hecho o dejado de hacer, con o por la persona querida.
  • Pensamientos recurrentes de que es el doliente el que debería haber muerto en vez de la persona querida
  • Preocupación obsesiva acerca de no ser capaz de rehacer la vida, acompañada de un sentimiento de inutilidad.
  • Enlentecimiento psicomotor acusado.
  • Deterioro funcional acusado y prolongado, es decir, no poder desenvolverse de forma ágil en las actividades de la vida cotidiana.
  • Experiencias alucinatorias distintas a las de escuchar la voz o ver la imagen fugaz de la persona fallecida, que estas si pueden ser normales durante el proceso.
  • Aparición de mecanismos de defensa, como la negación de la muerte del ser querido o el desplazamiento de los afectos a otras cosas e incluso animales.

Si no aparece ninguno de estos síntomas siempre deberemos tener en cuenta que la perdida es un proceso que hay que pasar, que tiene unas fases y que no es patológico por sí mismo.

Lo más importante es que el duelo debe tener un final, no se puede estar con un duelo continuo.

Apoyo terapéutico

Cuando el dolor por una pérdida de una persona dura demasiado tiempo y cuando los mecanismos de defensas naturales para superar la pérdida parecen fallar, podemos encontrarnos ante un duelo patológico.

Este estado emocional, puede influir de forma muy intensa en nuestra salud mental y física. En este caso, buscar apoyo terapéutico nos puede ayudar a identificar nuestros sentimientos y afrontar la situación, sabiendo que la terapia permite una recuperación plena de la persona.

El proceso de la terapia es propicio para integrar emocionalmente la perdida y vivirla como parte natural de la vida, reconociendo el dolor que nos ha provocado la perdida, pero siendo capaz de seguir adelante, generando nuevas y sanas expectativas emocionales.

En caso de que aparezcan síntomas que nos indiquen que el proceso no se está desarrollando de forma natural, no descuides tu salud emocional, y mejor contactar con un psicólogo clínico.

Referencias:

Persum. (2020, 27 abril). Duelo normal y duelo complicado. Persum Psicólogos Oviedo, Asturias. Recuperado 20 de octubre de 2021, de https://psicologosoviedo.com/especialidades/depresion/duelo-normal-y-duelo-complicado/

Siga Leyendo:

Comparte en tus redes