Suicidio: 5 pasos para ayudar a quien presenta pensamientos suicidas

“Un alma triste puede matarte más rápido que un germen”

– John Steinbeck.

Existen cinco pasos de acción que, si nos damos cuenta, podemos llegar a adaptar a distintas situaciones en donde se requiera que demos apoyo, sin embargo, nos centraremos en la problemática que actualmente ocupa uno de los principales motivos de muerte en el mundo: el suicidio.

Suicidio: ¿Cuáles son las señales de alarma?
El suicidio es actualmente una de las principales causas de muerte en el mundo, el adecuado manejo en su intervención es importante no solo para la persona que esta siendo invadida por pensamientos suicidas, si no que llega a tener un impacto en todo su entorno.

5 PASOS PARA AYUDAR

1. PREGUNTAR

Hacer la pregunta “¿Estás pensando en el suicidio?” transmite que usted está dispuesto a hablar con una actitud comprensiva y libre de crítica.

Hacer preguntas directas y sin prejuicios puede abrir la puerta para un diálogo eficaz sobre el sufrimiento emocional y permitir que todos los involucrados sepan cuáles son los pasos que deben darse. Estas son otras preguntas que puede hacer: “¿qué siente cuando sufre?” y “¿cómo puedo ayudar?” Nunca les prometa mantener sus pensamientos suicidas en secreto.

Los estudios demuestran que preguntar a las personas en riesgo no aumenta los suicidios ni los pensamientos suicidas. De hecho, los estudios sugieren lo opuesto: los hallazgos sugieren que reconocer y hablar sobre el tema podría, realmente, reducir y no incrementar las ideas suicidas.

2. ESTAR PRESENTE

Esto podría implicar estar físicamente presente para alguien, hablarle por teléfono cuando usted pueda o usar cualquier otro medio para mostrar apoyo a la persona en riesgo. Un aspecto importante de este paso es asegurarse de cumplir con lo que usted dijo que podía hacer para apoyar a la persona, no comprometerse con nada que no esté dispuesto o que no sea capaz de hacer.

Si no puede estar físicamente presente con alguien con pensamientos suicidas, hable con ellos para concebir ideas para que otras personas puedan también ayudar (de nuevo, solo aquellos que estén dispuestos, tengan la capacidad y puedan estar presentes). De nuevo, escuchar es muy importante durante este paso, averigüe cuáles y quiénes creen ellos que serían las fuentes más eficaces de ayuda.

Estar presente para alguien puede salvar vidas. Aumentar la conexión de la persona con los demás y reducir su aislamiento (tanto a corto como a largo plazo) ha demostrado ser un factor de protección contra el suicidio.

3. MANTÉNGALOS SEGUROS

Primero que nada, es bueno que todos tengan el mismo conocimiento. Después del paso “Preguntar” , es importante que averigüe algunas cosas para establecer la seguridad inmediata. Antes de hablar con usted, ¿ya ha hecho algo esta persona para intentar quitarse la vida? ¿Ya sabe la persona cómo se quitaría la vida? ¿Tiene un plan específico y detallado? ¿Cuál es el momento elegido para llevar a cabo el plan? ¿Qué tipo de acceso tiene al método que planificó?

Conocer las respuestas a cada una de estas preguntas nos dice mucho sobre la inminencia y la gravedad del peligro en que está la persona. El paso de Mantenerlos seguros se refiere a mostrar apoyo a alguien durante los momentos de crisis, poniendo tiempo y distancia entre la persona y el método elegido, especialmente los métodos que han demostrado tener mayor letalidad (como armas de fuego y medicamentos).

4. AYUDARLOS A CONECTARSE

Ayudar a alguien a conectarse con los medios de apoyo constantes puede ayudarlos a establecer una red de seguridad para esos momentos en que se encuentran en crisis. Otro componente de una red de seguridad podría ser la conexión con los medios de apoyo y recursos en su comunidad.

Una forma de comenzar a ayudarlos a buscar formas de conectarse es trabajando con ellos para elaborar un plan de seguridad. Esto puede incluir maneras para que identifiquen si comienzan a tener pensamientos suicidas importantes y graves, además de lo que deben hacer en esos momentos de crisis. Un plan de seguridad también puede incluir una lista de las personas con quien debe comunicarse si se presenta una crisis.

5. DAR SEGUIMIENTO

Después de su contacto inicial y después de conectarlas con los sistemas de apoyo inmediato que necesitan, asegúrese de darles seguimiento para ver cómo les va. Deje un mensaje, mande un mensaje de texto o llámelos. El paso de seguimiento es un buen momento para ver cómo están y saber si hay algo más que pueden hacer para ayudarlos o si hay cosas que dijo que haría y aún no ha tenido la oportunidad de hacer por la persona.

Los estudios han demostrado que la cantidad de muertes por suicidio se reduce cuando se da seguimiento en las poblaciones de alto riesgo después del alta de servicios de atención aguda. Los estudios han demostrado que la intervención breve, de bajo costo y el contacto constante y solidario podrían ser parte importante en la prevención.

HELPSI CAPITAL HUMANO

¿Necesitas ayudaPérdida de un ser querido, estrés, divorcio, suicidio, depresión, tristeza, insatisfacción con la vida, víctima de violencia… Sea cual sea el problema, NO tienes por qué pasar por eso en soledad. Agenda cita con un profesional  y veamos como podemos enfrentarlo juntos.

Envíanos un correo: info@helpsi.mx
Messenger: Helpsi Capital Humano
Whatsapp: +52 8120 064 122

Comparte con tus amigos!