Una de cada tres ausencias laborales es por motivos de salud, ¿cuáles son los padecimientos más comunes y cómo solucionarlos?

Diversos estudios realizados señalan que 1 de cada 3 ausencias laborales son por motivos de salud. Asimismo, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) apuntó que, en 2013, México es el país que más horas trabaja y menos produce (2,237 horas), en comparación con otros países con altos rendimientos productivos en menos tiempo como Estados Unidos (1,700 horas) y Alemania (1,380 horas). Por otro lado, estudios médicos arrojan que los malestares y enfermedades del estómago ocupan la segunda causa de absentismo laboral en México, debido a la mala alimentación, estrés y ausencia de una cultura preventiva.

Un trabajador ansioso y estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral. Esto le traería como consecuencia un desgaste importante en el ambiente de trabajo y afectación de las relaciones interpersonales como: la falta de cooperación entre compañeros, el rendimiento y la eficiencia. Todo esto, en las organizaciones, suele traducirse en absentismo o incapacidad laboral, disminución de calidad en el servicio brindado y una necesidad mayor de supervisión del personal.

En la actualidad, los términos “estrés” y “ansiedad” son cada vez más utilizados como diagnóstico médico para quienes llevan una vida laboral activa, ya que los trabajadores “enferman” de estos dos padecimientos aparentemente cuando las exigencias del entorno han rebasado la capacidad propia de hacerles frente y poder manejarlas, manifestándose de distintas formas tanto a nivel físico como mental.

¿De qué forma se manifiesta?

Sin duda, es muy importante que las organizaciones conozcan las manifestaciones de este tipo de padecimientos, de esta manera podrán llevar un manejo adecuado del personal en cuanto al tema de permisos, incapacidades y constantes ausencias laborales.

Manifestaciones físicas: problemas gastrointestinales (colitis, gastritis, vómitos y diarrea constantes, etc.), dolores de cabeza, espalda y cuello, tensión o rigidez muscular, aceleración de palpitaciones y agitación constante, pérdida de cabello, sensación de ahogo o sensación de entumecimiento en algunas partes del cuerpo como manos o pies.

Manifestaciones mentales: dificultades para conciliar el sueño, tomar decisiones, concentrarse y poner atención a lo que se está haciendo o se va a hacer, irritabilidad, desconfianza de las propias capacidades, temor a equivocarse, olvidos recurrentes.

Detonantes de estos padecimientos.

La preocupación constante sobre lo que pudiera pasar a futuro es uno de los principales factores detonantes de las reacciones o manifestaciones anteriores. Por ejemplo: el recorte de personal puede afectar de manera importante al empleado por el temor a ser despedido repentinamente y los problemas económicos que esto le pudiera traer, así también le preocupan los problemas familiares, de pareja, laborales y personales, el abuso de drogas, alcohol, cafeína y tabaco.

Recomendaciones.

Es de suma importancia que las empresas conozcan a sus empleados, identifiquen sus necesidades y, en la medida de lo posible, las cubran, dándoles el apoyo necesario. Si bien es cierto que hay que mantener la productividad, para que esto sea posible es indispensable contar con un equipo de trabajo en óptimas condiciones tanto a nivel físico como emocional. Organizar jornadas de salud, talleres vivenciales y generar espacios donde los empleados puedan relajarse, ayudará en un primer momento a que éstos generen conciencia sobre la importancia del cuidado de su salud y, así mismo, busquen ayuda profesional si lo consideran necesario.

Cada vez son más las empresas que reconocen que dar atención profesional a las dificultades de salud emocional y psicológica de sus colaboradores, es un tema prioritario. Por ello cuentan con oficinas o módulos de atención especializada para sus empleados. En estos módulos, psicólogos profesionales brindan contención y apoyo de seguimiento a las problemáticas del equipo. Si deseas información sobre la instalación de estos módulos de asistencia o sobre nuestros cursos y talleres, contáctenos.

¿Quieres implementar la NOM-035 en tu empresa?
¡Contáctanos, la seguridad y salud de tus colaboradores es primero!

Envianos un correo: info@helpsi.mx
Messenger: Helpsi Capital Humano
Whatsapp: +52 8115828916

 

Comparte con tus amigos!