El delito que se incrementó con la pandemia ¿cómo identificarlo y prevenirlo?

La pandemia por el coronavirus COVID-19 y las medidas que se han tomado en todo el mundo para evitar la propagación del virus y la multiplicación de contagios, ha orillado a las empresas y demás centros de trabajo a tomar medidas que implican , entre otras cosas, control de los productos que se adquieren y reducción de la venta de alcohol y con ello muchos ciudadanos (as) se han visto gravemente afectados (as) pues quienes, lamentablemente, son dependientes al alcohol están presentando cuadros de abstinencia que se manifiestan de forma ligera, con aumento de ira e irritabilidad y ansiedad; o de manera grave, con los síntomas anteriores más fuertes dolores de cabeza, náuseas, temblores, alucinaciones y convulsiones. El conjunto de esto incrementa la probabilidad de que, quien lo padece, desarrolle actos violentos principalmente hacia las personas con las que conviven.

Sin embargo, el alcohol no es la principal causa de la violencia, es decir, gran cantidad de personas ejercen diversas formas de violencia sin haberlo consumido y sin padecer ningún síndrome asociado. Por otra parte, las otras medidas tomadas para prevenir contagios, implican trabajar y estudiar desde casa; de manera que quienes son víctimas o potenciales víctimas de este delito, se encuentran hoy aún más expuestas a sus agresores (as).

¿Qué es la violencia?

Violencia es todo acto en donde se ejerce control o conductas agresivas hacia otro, causando daño físico y/o emocional. Existen diferentes tipos de violencia:

  • Física:  es la acción voluntaria que ocasiona daños no accidentales utilizando la fuerza física o material y que tiene como fin general un impacto directo en el cuerpo y consecuencias físicas.
  • Sexual: Uso de fuerza física, coerción o intimidación psicológica para hacer que una persona lleve a cabo un acto o comportamientos sexuales no deseados.
  • Psicológica:  toda agresión realizada sin la intervención del contacto físico entre las personas. Se origina cuando una o más personas arremeten de manera verbal a otra u otras personas, ocasionando algún tipo de daño a nivel psicológico o emocional en las personas agredidas.
  • Patrimonial: La violencia patrimonial es cualquier hecho o supresión que, con ilegitimidad, implique daño a la supervivencia de la persona. Se manifiesta a través de la pérdida, sustracción, transformación, ocultamiento, destrucción, o retención de bienes, instrumentos de trabajo, documentos o recursos económicos, destinados a la satisfacción de sus necesidades.
  • Económica: Toda acción efectuada por un individuo que afecta la supervivencia económica de otro. Se presenta a través de limitaciones, orientadas a controlar el ingreso obtenido; así como control de gastos y prohibir u obligar a trabajar.

La violencia suele presentarse de manera constante y repetitiva. Este ciclo o patrón nos ayuda a entender la dinámica entre agresores y víctimas. El ciclo de violencia se presenta en fases:

ciclo de la violencia 5966ab11417d8 img 1
  1. Acumulación de tensión: En esta fase los conflictos y roces de las personas aumentan, provocando ansiedad, irritabilidad, intolerancia, enojo, etc.
  • Fase de agresión: Es el resultado de la tensión acumulada en la primera fase. Se ejerce violencia a través de agresiones verbales, físicas, psicológicas y/o sexuales.
  • Fase de reconciliación: Antes de pasar a esta fase la tensión y agresiones desaparecen y el agresor se muestra arrepentido, amable y cariñoso. A menudo la víctima le concede al agresor otra oportunidad y ahí es cuando aparece la reconciliación tras la aparente calma por el arrepentimiento. Sin embargo, esta fase también conocida como “luna de miel” suele durar poco, dando paso nuevamente a la fase de tensión.

Cada vez que el ciclo da una nueva vuelta, la violencia se va consolidando. La fase de calma, reconciliación o luna de miel tiende a desaparecer porque la violencia se hace más frecuente y sus consecuencias más graves.

¿Cómo podemos identificar a alguien que está en una situación de violencia?

Las personas que están viviendo en una situación de violencia, suelen ser personas que viven con constante miedo, angustia, desilusión, tristeza, sentimientos de culpa, y suelen justificar o minimizar las agresiones y también a su agresor con argumentos como «es que no siempre es así», «es que cuando anda bien me trata muy bien a mí y a los niños», «es que se pone así cuando toma», «es que yo también lo estaba molestando». Evitar situaciones tensas provoca que se aíslen de su familia y amigos.

¿Qué puedo hacer si estoy en un ambiente de violencia?

  • Infórmate, haz conciencia sobre la violencia
  • Deja de normalizar la violencia
  • No repliques conductas violentas con nadie
  • Promueve conductas pacificas
  • Pide ayuda

Cuando se vive un ciclo de violencia, la víctima de las agresiones generalmente siente miedo de actuar por las consecuencias que esto vaya a tener y no quiere perjudicar a su agresor para evitar más violencia. En estos casos la intervención se da a través de redes de apoyo (familiares, amigos, instituciones, etc.) para hacer sentir seguro/a a quien está siendo agredido.

Recuerda que la violencia NO es algo normal y siempre que se presenta cualquier tipo de violencia debes buscar ayuda.

HELPSI CAPITAL HUMANO

Más información:

¿Qué es la violencia familiar?

Vida sin violencia. Gobierno de México 2020.

¿Necesitas ayuda?

Emergencias: marca al 911

Catálogo. Números y direcciones de asistencia profesional (salud, políaca, legal, social, entre otros)

Atención a personas en situación de violencia familiar-Nuevo León

Alternativas pacíficas: + 52 (81) 8372-9694 info@alternativaspacificas.org

Fuente: Artículo 287 BIS.- del Código penal para el Estado de Nuevo León

Comparte con tus amigos!